lunes, 8 de octubre de 2012

El legado de Miguel Hernández será catalogado por el IEG y posteriormente expuesto en Quesada

           La Diputación Provincial de Jaén custodiará el legado del poeta alicantino Miguel Hernández (Orihuela, 1910 – Alicante, 1942), una labor que se centrará en la catalogación, estudio e inventariado de esta obra por parte del Instituto de Estudios Giennenses (IEG) de la Administración provincial con el objetivo de exhibirla posteriormente en un edificio anexo al Museo Zabaleta de Quesada, tierra natal de la mujer de este poeta, Josefina Manresa.

            El legado está compuesto por 5.000 manuscritos, poemas, correspondencia, dibujos o primeras ediciones de libros, entre otros documentos y elementos personales del poeta oriolano. El objetivo del proyecto es potenciar culturalmente la obra para acercarla lo máximo posible a la ciudadanía.

            Miguel Hernández empieza a escribir poesía en el año 1925, poemas que publicará en la prensa local y provincial. Su principal fuente de inspiración es el entorno en el que vive: la huerta, su patio, la montaña, el río, etc.

            En 1933, tras su primer viaje a Madrid, se edita su primer libro, Perito en lunas. Un año más tarde  ve la luz su auto sacramental Quién te ha visto y quién te ve y sombre de lo que eras. Comienza a relacionarse con grandes poetas como Neruda, Alberti, Rosales y Aleixandre. Poco después escribe el drama Los hijos de la piedra y el libro de poemas El rayo que no cesa. Otros títulos que merecen mención son Cancionero y romancero de ausencias, Viento del pueblo, Teatro en la guerra, El labrador de más aire.

No hay comentarios:

Publicar un comentario